fbpx
My cart

No hay productos en el carrito.

Ir a la tienda

Campos Electromagnéticos de Baja Frecuencia

¿Qué son los campos electromagnéticos (CEM)?

Existe un gran debate científico sobre los posibles efectos de la exposición a las ondas electromagnéticas. Uno de los grandes desconocidos son los efectos de la exposición humana a largo plazo. En la actualidad hay varios estudios en curso para aclarar este tema.

Las ondas electromagnéticas se miden y blindan de formas distintas, según su frecuencia; además, los efectos biológicos de las ondas electromagnéticas varían según su frecuencia. Por eso, dividimos las ondas, en cuanto a la contaminación electromagnética, en dos grupos: baja frecuencia, y alta frecuencia.

Se puede imaginar un campo electromagnético de baja frecuencia como un campo de energía que existe en 3 dimensiones. En las altas frecuencias, las ondas se comportan más como un “tren de ondas” que se transmite de un punto a otro.

En nuestra web, denominamos las ondas electromagnéticas de baja frecuencia como campos electromagnéticos de baja frecuencia o CEM.

Las instalaciones que generan campos electromagnéticos de baja frecuencia son los centros de transformación y líneas de alta tensión, mientras que los emisores de radiación de alta frecuencia son las antenas de telefonía móvil, y sistemas WiFi.

Habitualmente, en cuanto a los campos electromagnéticos de baja frecuencia, estamos interesados en las emisiones a la frecuencia de la red eléctrica, es decir a una frecuencia de 50 Hercios (50 Hz).

Los emisores de campos electromagnéticos de baja frecuencia incluyen las siguientes fuentes:

  • Líneas de alta tensión.
  • Centros de transformación.
  • Cables de suminstro eléctrico.
  • Electrodomésticos.
  • Cuadros eléctricos.
  • Equipos informáticos.
  • Máquinaria industrial.

Campos eléctricos y magnéticos

En bajas frecuencias, el campo electromagnético tiene de 2 componentes distintos y separados, el componente eléctrico, y el componente magnético. Los métodos usados para medir y blindar los campos eléctricos y los campos magnéticos son distintos. En el gráfico de abajo, se muestra cómo los componentes eléctricos y magnéticos forman una onda electromagnética entera:

Onda Electromagnética

El componente eléctrico (campo eléctrico) tiene su origen en diferencias de voltaje y mientras más elevado sea el voltaje, más intenso será el campo resultante. Un campo eléctrico puede existir, aunque no haya corriente. Por otro lado, el componente magnético (o campo magnético) tiene su origen en las corrientes eléctricas. Una corriente más elevada da como resultado un campo magnético más intenso, es decir, la magnitud del campo magnético cambia con el consumo de energía eléctrica.

La controversia sobre el posible vínculo entre los campos electromagnéticos y el cáncer está centrada en el componente magnético, es decir los campos magnéticos.

Los campos magnéticos se originan por el movimiento de cargas eléctricas, es decir, los campos magnéticos tienen su origen en las corrientes eléctricas. Cuando hay corriente, la magnitud del campo magnético cambiará con el consumo de poder; cuanto mayor sea la intensidad de la corriente, mayor será la intensidad del campo magnético. Los campos magnéticos son más intensos en los puntos cercanos a su origen y su intensidad disminuye rápidamente conforme aumenta la distancia a la fuente. Los materiales comunes, como las paredes de los edificios, no bloquean los campos magnéticos.

La intensidad de los campos magnéticos (o la densidad de flujo magnético) se suele medir en microteslas, (µT) o en nanoteslas (nT). Se mide la intensidad de campo magnético usando instrumentos que se llaman magnetómetros, también conocidos como teslámetros o gaussímetros.

La intensidad de los campos eléctricos se mide en unidades de voltios por metro (V/m). Muchos equipos de medición de campos de baja frecuencia incorporan sensores de campo eléctrico además de campo magnético.

Materiales y sistemas de blindage

contra los campos electromagnéticos de baja frecuencia

Suministramos y diseñamos sistemas de blindaje y aislamiento contra los campos electromagnéticos de baja frecuencia, generados por la red eléctrica.

Disponemos de varios materiales para apantallar los campos eléctricos y magnéticos de baja frecuencia generados por transformadores, subestaciones eléctricas, líneas de alta tensión, y equipos eléctricos. Estos materiales se componen de aleaciones metálicas especiales de alta permeabilidad magnética, que consiguen una alta eficacia de blindaje contra los campos electromagnéticos.

  • Blindaje electromagnético arquitectónico.
  • Blindaje electromagnético para cables.
  • Aislamiento eléctrico.

Materiales de blindaje electromagnético arquitectónico

Los materiales de blindaje electromagnético que suministramos son especialmente adecuados para su instalación en paredes y techos, se usan en diversas aplicaciones arquitectónicas, tanto para la protección humana como para evitar interferencias electromagéticas, por ejemplo:

  • Blindaje de centros de transformación y subestaciones eléctricas.
  • Protección de centros de procesamiento de datos (CPDs).
  • Blindaje de maquinaria industrial.

Bandejas y canalizaciones para apantallar cables

Con el material de blindaje magnético G-iron se puede fabricar bandejas y canalizaciones de cables apantalladas, se usan para reducir los campos electromagnéticos generados por cables de alta, media y baja tensión.

Folios de mu-metal para usos diversos

En el caso de proyectos que requieren una cantidad pequeña de material de blindaje, o en situaciones en donde el espesor del G-iron no permite su instalación, por ejemplo para blindar componentes eléctrónicos o el aislamiento de los campos magnéticos generados por motos, o coches eléctricos, disponemos de folios de mumetal.

Técnicas de aislamiento del componente eléctrico

Los cables de suministro eléctrico emiten campos eléctricos, incluso cuando los equipos eléctricos no están encendidos (los campos magnéticos en cambio solo se generan cuando hay una corriente eléctrica, es decir cuando el equipo está en marcha). Los campos eléctricos de baja frecuencia se miden en unidades de voltios por metro (V/m).

En los lugares de trabajo tipo administrativos, los campos eléctricos generados con cables de suministro están relacionados con la Lipoatrofia Semicircular; en las viviendas, los campos eléctricos generados por el alumbrado han sido vinculados con alteraciones en el sueño según algunos estudios.

Existen técnicas y materiales de aislamiento del componente eléctrico del campo eléctromagnético, aptos para diversas aplicaciones:

  • Cables y regletas apantalladas.
  • Desconectores de red.
  • Materiales conductivos.

Cables y regletas apantalladas

Necesita blindar el cable de su ordenador, impresora, lámpara u otro equipo eléctrico? Disponemos de cables y regletas de distribución apantalladas para reemplazar los cables de suministro eléctrico tradicionales. Tenemos también cajetines eléctricos de blindaje para instalaciones eléctricas domésticas.

Desconectores de red

Un desconector de red es un dispositivo que corta el voltaje del alumbrado de la vivienda cuando no hay demanda de corriente eléctrica. De esta forma, desaparecen los 230 V presentes en los cables, y por tanto se eliminan los campos eléctricos en la casa (habitualmente durante la noche cuando no hay demanda de energía eléctrica).

Materiales conductivos

Para eliminar los campos eléctricos propios de la frecuencia de la red eléctrica, utilizamos materiales conductivos conectados a una toma de tierra eléctrica. Esta toma de tierra impone un potencial de cero voltios en el material, y así se anula el campo eléctrico producido por la fuente de voltaje. Estos materiales pueden ser pinturas conductivas o mallas metálicas que blindan los campos eléctricos generados por instalaciones eléctricas en viviendas, y por maquinaria eléctrica en el ambiente laboral.

Mediciones de los campos electromagnéticos

Los campos electromagnéticos (CEM) de baja frecuencia están generados por centros de transformación, líneas de alta tensión, y equipos eléctricos. Realizamos mediciones profesionales para evaluar las exposiciones a los campos electromagnéticos de baja frecuencia, en viviendas, espacios públicos y lugares de trabajo.

En esta página se puede encontrar información sobre nuestros servicios de medición.

  • Mediciones en lugares de trabajo.
  • Mediciones en viviendas y edificios residenciales.

Mediciones en lugares de trabajo

Realizamos mediciones según los requisitos del cliente; por ejemplo, para evaluar el entorno electromagnético general del lugar de trabajo, para comprobar el cumplimiento de las exposiciones experimentadas con la normativa vigente, o para diagnosticar problemas concretos como la aparición de casos de lipoatrofia semicircular.

Encontrará más información acerca de mediciones de CEM en lugares de trabajo en Riesgos Laborales.

Mediciones en viviendas y edificios residenciales

Un profesional se desplazará a su vivienda para realizar un estudio riguroso de los niveles de exposición a los campos electromagnéticos. Después de realizar las medidas, elaboramos un informe experto y detallado sobre los resultados (no una sencilla hoja que simplemente declara los valores registrados). Nuestros informes incluyen una evaluación de los valores de campo electromagnético en el contexto de la normativa vigente (Real Decreto 1066/2001), y niveles cautelares no-oficiales establecidos para evitar posibles efectos de largo plazo, y asesoramiento en reducir los niveles de contaminación electromagnética en caso necesario.

A petición del cliente, se puede combinar mediciones de campos electromagnéticos de baja frecuencia, con mediciones de radiación de alta frecuencia (antenas, WiFi, etc.), o bien una medición de niveles de gas radón.

Solcita un Presupuesto