Herbolaria Mexicana

La herbolaria mexicana ha sido importante como remedio curativo de enfermedades por medio de plantas medicinales desde hace siglos, volviéndose una tradición y práctica común.

Codice Cruz Badiano
Códice De la Cruz-Badiano Siglo XVI

En el siglo XVI se escribió el Códice De la Cruz-Badiano y en el siglo XVII libros de medicina que hablan sobre plantas muy usadas en la actualidad, como la manzanilla y la yerbabuena. En el siglo XVIII se dictó La primera cátedra de botánica en México,con la cual se educó a los primeros estudiantes de lo que antiguamente era la Facultad de Medicina, detalló la maestra Aguilar Contreras.

A final del siglo XIX se creó el Instituto Médico Nacional y, con él, el estudio científico de las plantas medicinales. En el siglo XX surgió el Instituto Mexicano para el Estudio de las Plantas Medicinales, y la etnobotánica médica que trajo consigo la formación del primer herbario de flora medicinal del país con más de 4 mil especies. Esto sirvió para tener validación científica de los usos populares de las plantas y, como resultado, productos con sus compuestos.

Framacia Viviente
Hojas de Menta
Sábila
Plantas Medicinales

En la actualidad, existe inmensa documentación científica relacionada con la herbolaria mexicana, pues constituye aún el recurso más conocido y accesible para grandes núcleos de la población en México.
Según la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), en el país se han registrado aproximadamente 4 mil especies con atributos medicinales (15% de la flora total del país), es decir, 1 de cada 7 posee alguna propiedad curativa.

Los principales laboratorios y grupos farmacéuticos han aprovechado los beneficios de la herbolaria para desarrollar medicamentos a base de plantas; además, cuentan con especialistas (biólogos, botánicos, antropólogos y químicos) que trabajan en líneas de investigación dirigidas a la clasificación de vegetales y hierbas medicinales.

Conocimientos sobre herbolaria han sido transmitidos de una generación a otra y hoy en día son reconocidos e investigados a profundidad por diferentes disciplinas científicas, como Química, Biología, Botánica y Farmacología, desarrollando fármacos, saborizantes y aceites aromáticos, entre otros productos, a base de plantas medicinales.

Propiedades medicinales de las plantas.

Los hallazgos obtenidos a través del tiempo han permitido distinguir amplia variedad de hierbas y plantas curativas con las siguientes propiedades terapéuticas:

  • Antihelmínticas. Destruyen y permiten la expulsión de parásitos intestinales.
  • Antiinflamatorias. Remedios herbolarios con plantas como la cola de caballo alivian o reducen la inflamación o hinchazón de tejidos.
  • Antimicrobianas. Exterminan microbios causantes de enfermedades y ayudan a fortalecer los mecanismos de defensa del organismo.
  • Astringentes. Reducen la irritación cutánea y crean barrera protectora contra infecciones.
  • Estimulantes del sistema digestivo. Inducen el apetito y producción de jugos digestivos.
  • Carminativas. Calman la inflamación de las paredes intestinales y permiten la eliminación de gases del tubo digestivo.
  • Emolientes. Tienen acción antiácida y protege a los tejidos irritados o inflamados.
  • Diuréticas. Aumentan la producción y eliminación de orina.
  • Emenagogas. Estimulan la expulsión del flujo menstrual.
  • Expectorantes. Permiten la eliminación de mucosidades alojadas en vías respiratorias. Tal es el caso de la acelga.
  • Hepáticas. Fortalecen al hígado y ayudan a que funcione adecuadamente.
  • Tranquilizantes. Ayudan a reducir y controlar estados de nerviosismo, ansiedad e inquietud, por ejemplo, la hierba de San Juan.

Compra en línea

Consulta a un Experto